Merienda Tour

Las Violetas, en Almagro

Descripción

Si tuvieramos una maquina del tiempo, tomaríamos sin pensarlo un viaje a algún momento entre el fin del siglo 19 y principios del 20: nos dariamos una vuelta por el esplendor de la Buenos Aires de esa época, no por nada recordada como uno de los momentos más brillantes de esta ciudad que tanto amamos.

Y aunque según Mister Einsten los viajes en el tiempo son posibles (aunque solo hacia el futuro), hay maneras de ganar esta batalla. Existen lugares de la ciudad que son como cápsulas temporales, que conservan en el interior un momento específico de la historia pasada como si fuera aún presente, y nos abren sus puertas para jugar al menos por un rato, a que es posible regresar a ese tiempo pasado que fue mejor, y pegarle una mirada inspiradora que nos ayude a preguntarnos por qué somos lo que somos hoy.

Ingresar al esplendor subyugante de Las Violetas es pegar un salto a una época donde Buenos Aires era la gran promesa americana, y en la que todo estaba por hacerse con una fe en el progreso que nunca volvimos a ver. Se trata casi sin dudas de uno de los más hermosos bares notables de la ciudad que renació de sus cenizas en julio de 2001 y goza hoy de buena salud, ofreciendo su tradicional Hora del Te propia de otra época pero que nunca jamás pasará de moda para los fanáticos de la merienda bien de 2012.

El menú elegido

Elegimos el menú Maria Cala que es, como mínimo, para compartir entre tres personas. Trae una taza de té, café con leche o chocolate caliente acompañado por una suculenta bandeja que incluye  porción de torta, budín, pan dulce, masas finas, sandwich triple de jamón y queso, un fosforito, un chip, sandwichs de pan negro tostado mixto, tostadas, manteca, mermeladas varias y una copa de jugo de naranja a $ 100 (ojo que sábados, domingos y feriados después de las 16 horas sale $110).

Para evitar que uno de los comensales muriera atragantado ante tanta presencia de harinas, pedimos una taza extra de café con leche que salió $ 16.

Obviamente que entre tanta variedad, el sabor de las tortas, budines y masas finas viene de acuerdo a lo que la confitería tenga en ese momento. Nos tocó un exquisito budín de limón y otro con frutas secas ambos con una capa de glacé, una torta tipo Selva Negra con cerezas al maraschino (btw.. ¿hay acaso algo más asqueroso que las cerezas al marrasquino?), un cuadrado de torta de ricota, un profiterol de crema pastelera, un pañuelito de crema pastelera adornado por una de esas cerezas infernales, media palmerita gigante y una porción de arrollado de dulce de leche cubierto de chocolate con dulce de leche y nuez. Es, lo que se dice, una orgía de hidratos de carbono y azúcar.

Ahora, seamos claros: quienes escribimos este blog hemos conocidos lugares con menúes más sabrosos. Bajo ningún concepto hemos visitado un espacio más hermoso, pleno de espectaculares vitraux, columnas, pisos de mármol y vidrios curvos. Es esta entonces un review especial, equilibrio entre la fascinación por el despliegue arquitectónico y un menú que si bien no está dentro de lo que más nos ha gustado en todos estos meses de visitar lugares, no defrauda.

¿El principal punto de mejora? El menú tiene componentes tal vez muy “de confitería” de antaño, que se nota sobre todo en las cremas con sabor demasiado artificial en las tortas y masas finas. Los sandwiches de miga son exquisitos como así también los budines. El café con leche es demasiado pequeño para acompañar semejante despliegue dulce y el jugo de naranja si bien no es natural ayuda como bajativo.

Atención eficiente y amable. Podés pedir que te envuelvan para llevar lo que no alcanzás a comer 🙂

Galería de fotos

Ideal para…

Darte el gusto de merendar -de a dos o de a muchos con un apetito voraz y si restricciones de dieta- en un lugar hermosísimo y con gran historia. El lugar es fresco y ruidoso. Promedio de edad muy alto, muchas familias y, obvio, turistas de todas partes del mundo. Pases a la hora que pases siempre hay mucha gente, y también una enorme rotación en las mesas. Hemos visto colas en la puerta algunas veces.

Data

La Confitería Las Violetas queda en Avenida Rivadavia 3899 (esquina Medrano), en Almagro (a pasitos de la estación Castro Barro de la línea A del subte).
Teléfonos: 4958-7387 o 7388. Sitio: www.lasvioletas.com (muy bien desarrollada en una de sus secciones la historia del lugar). Tiene una panadería con muchas cosas ricas para llevar. No tiene wi-fi. No tiene lugar al aire libre. Tiene una hora de estacionamiento gratis.

31 comentarios para « Las Violetas, en Almagro »

  1. najary roldan says:

    Me gusta mucho este sitio.
    La información que brindan es muy útil, me gusta lo que hacen… Felicitaciones!!

    Najary

  2. fabiana says:

    Hola, estoy averiguando para festejar con un te libre para unas 20 personas, los 80 años de mi madre.
    La fecha seria el domingo 16 de junio de 2013.
    por favor, pido que me informen el costo aproximado de un te para tantas personas, y si debo reservar con cuanta anticipacion. Si aceptan tarjetas de credito….y què incluyen las meriendas. muchas gracias.
    fabiana

    • laclaux says:

      Hola Fabiana, nosotros no tenemos relación con Las Violetas ni trabajamos ahí, sólo hicimos una review de una merienda que tomamos hace un tiempo. Para esta información deberías comunicarte con ellos. Saludos.

  3. Luz Ines Ovla says:

    Gran desilusión !!!! Salón encantador pero el servicio…..hummm. Entré a conocerla y pedí un café en pocillo $18 y agua mineral pequeña sin gas a $21 !!!!!!lo peor……la sirvieron en un grueso vaso de vidrio con la inscripción de Coca Cola, como los que regalaban si entregabas tapitas de sus gaseosas. Mesa 60 Mozo 9. Conservo el ticket de los $39.

  4. lidi says:

    Hola me pueden pasar un presupuesto estimado para un te con cinco personas gracias

    • laclaux says:

      hola paz, nosotros no trabajamos con Las Violetas, simplemente hicimos una review de una merienda que fuimos a tomar hace un tiempo. Comunicate con la confiteria, en el post están los datos de contacto. Saludos.

  5. Raquel Fernández says:

    somos 6 amigas de Lanús que tenemos deseos de volver a visitarlos, después de alrededor de 50 años
    ¿ Cómo podríamos hacer una reserva? Con cuantos días de anterioridad? .

    • laclaux says:

      Hola Raquel, te recomiendo que llames a los telefonos de la confiteria 4958-7387 o 7388, nosotros solo hicimos la reseña del lugar pero no tenemos contacto con ellos. No dejes de ir, es un lugar maravilloso! Saludos.

    • Marian says:

      No se puede hacer reservas telefónicas ni tampoco te dejan entrar si decis que estas esperando a otras personas porque sería una forma de hacer reserva de mesa. Te hacen esperar afuera hasta que lleguen al menos 3 de las personas que van a ocupar mesa y si hay mesa libre te dejan pasar…

  6. Irene says:

    Conozco Las Violetas desde mis 6 añitos ahora tengo 68) y es uno de los lugares mas lindos de aca. No estoy de acuerdo con que el servicio de merienda es regular, yo se de reposteria y no probe nada sintetico y demas de fresco estuvo siempre riquisimo. Vivo lejos y voy una vez por mes a tomar el te. ¡BUENISIMO TODO!

  7. ANA says:

    visite este lugar es muy lindo me gusta mucho lo volvere a visitar pronto muy lindo todo una belleza saludos. ana

  8. Marta says:

    3 generasiones: Amamos y Disfrutamos las Violetas, no solo a la hora del té, la presentación de los platos en las cenas maravilloso, abundantes, antes del 1/2 día unas picadas exquisitas.
    en febrero María Calas $ 150 hasta las 17.00hs despúes $170.

    • Henrietta says:

      The Service Bulletin is now a keep sake from the Ordination of the ELCIC’s newest minister, The Rev. Kristin Soveran. Coltratunagions Pastor Kristin.May God guide you as you begin your ministry. Blessings from both Liz and I.

  9. milena says:

    tantas lindas cosas escucho sobre este lugar y tantos comentarios que ya me dio ganas de conocerlo, me encantaría ir este domingo a merendar con mi familia que llego de Italia y pensé en este lugar para llevarlos, desearía saber sólo si tienen tarjeta de crédito, desde ya muchas gracias

  10. raul says:

    en el dia domingo 30 de marzo concurri con mu sera a tomar el te maria calas no es la 1ra.vez y note como bajo la calidad es un lastima porque es un muy lindo lugar y ya me lo han comentado espero que este comentario lo tengan en cuenta gracias

  11. Marian says:

    El sabado fuimos con amigas y la verdad no quedamos bien las que lo recomendabamos como un hermoso lugar. La atención muy mala desde que te niegan el ingreso y te hacen esperar en la calle hasta que lleguen más comensales hasta lograr que te armen la mesa como necesitas y tenés que entrar a presión porque de tan pegadas las mesas no tenés lugar para sentarte. El plato María Cala no tiene buena presentación, parece un rejunte que otros dejaron, todo mezclado dulce y salado, los fosforitos brillaron por su ausencia… los baños no estaban limpios. En fin, creo que hay otros lugares mejores aunque no tan pintorescos como Las Violetas. Lo siento pero eso es lo que me pasó y la verdad me desilusioné bastante.

  12. gustavo roberto says:

    hola quisiera saber si aceptan tarjetas gracias

  13. ester olga ortega says:

    voy a visitar BS,AS DESDE EL 4-10 AL 7-10 DESEO CONOCER ESTE CAFÉ¿ CÓMO DEBO HACER PARA VISITARLO Y DISFRUTAR DE ÉL ??????
    SE PIDE TURNO POR FAVOR RESPONDER.

  14. Patricia says:

    Necesito presupuesto para merienda a las 15 hs para 35 personas aproximadamente celebramos la salida del civil. Aceptan tarjeta de crédito? La fecha es 24/9/15 , te ruego me envíes presupuesto para reservar, el civil es en la calle Uruguay. Gracias!
    Patricia

  15. Viviana says:

    Buenas tardes! queria saber si hay que reservar mesa para 6 personas el domingo a las 16 hs para festejar un cumpleaños y cuanto sale para ese número de personas, saludos, Viviana

  16. alicia pardo says:

    Quisiera saber cuanto me saldría un te para 5 señoras y como se conforma: el menú propuesto- Maria Cala-es suficiente?. Hay que pedir algo aparte?
    Y lo mas importante ¿aceptan tarjetas de crédito?

Dejá tu comentario