Merienda Tour

Café Gitane, en New York

Siguiendo con amigos invitados, ahora es el turno de Natalia Martinez, conocida por ser Dory y @natmtz, amiga y colega que esta viviendo en Estados Unidos, en la hermosa ciudad de San Francisco.
Y con esta review, inauguramos la sección “Meriendas Internacionales“, para conocer un poco cómo se merienda «en el mundo», a ver si podemos viajar y seguir con nuestros ritos 🙂

¡Gracias Natz!

Va un breve cuestionario y directo al review.

¿Quién sos, a qué te dedicás, en donde vivís, por qué vivís ahí?

Soy Nat, trabajo en una agencia de relaciones públicas, y el resto del día juego a aprender cosas nuevas. Hoy vivo en San Francisco, por esas vueltas de la vida.

¿Cuál es la costumbre “merendística” y cómo merienda en general la gente allá (si es que se merienda)?

Nueva York no duerme nunca, ni tiene horarios. Todo pasa muy rápido y pasa tanto, todo el tiempo. No para. Menos para merendar. Aún así, yo no pierdo mis costumbres cuando viajo, y me gusta sentarme un largo rato a disfrutar un rico café, descansar los pies, y relajarme (aunque me traigan la cuenta antes que se las pida, y les vuelva a pedir otro café sólo para molestarlos).

¿Mejor lugar para merendear en la ciudad?

Mi rincón infalible en Nueva York es Café Gitane. Tiene dos espacios mágicos, pero el que elijo siempre es en el Hotel Jane. Es un hotel con espíritu de barco transatlántico, mucha madera, cuartos emulando camarotes. Te teletransportás a un cuento de Agatha Christie en un nanosegundo. Y entrar al café es estar en Paris por un rato: con sus ruidos, sus aromas, sus colores pastel.

El Lugar

Café Gitane es genial para todo día y horario. A la mañana, antes de las 11, o a la tarde, después de las 3.30, ideal para escapar de las horas de hipsters y huéspedes del hotel. El servicio es super cordial, siempre una sonrisa, chicos y chicas con sus uniformes muy Picasso. Recomiendo dar una vuelta por todo el espacio: juguetes antiguos, cuadros graciosos, mensajes secretos y ojalá tengan suerte de sentarse cerca de una de las ventanas que dan al rio. De ahí ideal salir a recorrer el barrio, lindísimo, y llegar a la subida más próxima de High Line.

El orange blossom waffle con frutas y maple syrup es irresistible. Una combinación de tarde de verano y vacaciones de invierno que me vuelve loca. Simple: waffle con perfume a néctar de naranjas, frutillas, bananas, sirope. Nada más y nada menos. Delicioso.

Las tazas de café son abundantes y espumosas, y siempre voy por una segunda vuelta. Me encantan los mimos de azúcar en cubos y el mini chocolate que acompañan las tazas.

Galería de fotos

 

Ideal para…

Reunirse con un grupo chico de amigos, no más de 4. Sentarse solo con un buen libro o dedicarse a observar gente de todo tipo y color. Escapar del caos de New York, viajar en el tiempo un par de horas, cargar combustible para un recorrido por el West Village.

Data

Café Gitane tiene dos direcciones. La histórica en NoLiTa242 Mott St., New York y la que elijo yo en el Hotel Jane – 113 Jane St.
Su web es el menú en si. Esta abierto de 7am hasta la medianoche. Tiene su rincón en Facebook.

Dejá tu comentario